La huelga en San Francisco de Macorís se ha extendido por 24 horas más, tras dos días de intensas protestas con quemas de neumáticos, y que dejó el martes un estudiante muerto.