Santo Domingo La arquidiócesis de Santo Domingo les pidió perdón esta noche a los familiares del adolescente Fernelis Carrión Saviñón, quien fue asesinado ayer y de cuyo hecho se acusa al sacerdote Elvin Taveras Durán. En un comunicado enviado esta noche a los medios de comunicación, la Arquidiócesis anunció la suspensión del padre del Ministerio Sacerdotal. “Establecemos la medida cautelar de retirar del ejercicio del Ministerio Sacerdotal (suspensión “Ad Divini” Canon 1395) al padre Elvin Taveras Durán”, establece el documento. Manifestó su disposición de colaborar con las investigaciones del caso y el proceso judicial que se derive del mismo.